NAVIDAD

          El epicentro de la Navidad ha pasado. Ahora quedan los alrededores, que al mismo tiempo son los mayores atractivos de la cosa. No entro en si tienen razón los católicos que reclaman la recuperación del sentido navideño, es decir, el nacimiento de Jesus, pero a todas luces me parece que hoy no es más que una buena excusa para celebrar todo lo demás. ¿Cómo se festejaría el nacimiento de Jesús, por ejemplo, el 11 de marzo?   El calendario le alejaría del  final de año, de la Nochevieja y sus buenos deseos y del cierre del ejercicio económico de millones de comercios y empresas no estaría al lado de la llegada de los Reyes Magos. Pero  es lo que menos me importa de la navidad.

En realidad, lo que me llama la atención es la capacidad de crear un ambiente común y un sentimiento personal de acercamiento a los otros. Aquí en Andalucía vivir al margen de ese ambiente es imposible, por más profesión de ateísmo, agnosticismo o apostasía que uno haga.  Al final, la suavidad de las campanas, las melodías color pastel, la incercia de los otros, la vivencia tan intensa de los niños, abren una grieta al más pintao. Y yo pienso que eso no hace mal a nadie.

Por eso en Navidad hay que sonreir a quien no sueles hacerlo, y llorar de alegría al besar a tu madre porque ella sí que cree que ha nacido Jesús, y abrazar a tu padre porque no sabes si el año que vien estará ahí para darle todos los abrazos que se te quedaron pendientes, y brindar por las tonterías más solemnes, y desear deseos que sabes que no se cumplirán, y disfrutar si haces un regalo con el corazón… hay que rendirse a la Navidad. Porque quien no tiene a nadie a quien besar o abrazar, quien no hace una lista de regalos, quien no se  sienta en una mesa  con una comida especial, a quien eso le ocurra, es que no tiene nada que compartir, y si no tienes nada que compartir, estas solo. Solo siempre, solo cada día, solo todo el año, sólo que que Navidad, se nota más.

Acerca de Valentín García

Mi nombre es Valentín García Sandoval, "Chicho". Soy periodista, dedicado a la radio, en la que llevo desde 1992, primero en RADIO SEVILLA de la CADENA SER y ahora en CANAL SUR RADIO. Nací en Madrid, pero desde los 24 años vivo en Sevilla. Soy un loco de la radio, disfruto mucho delante de un micrófono y me encanta comunicar: esa es mi obsesión. También me dedico a la presentación de eventos. Y vivo en Triana.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.