Jaime

No sabía exactamente a qué iba el pasado sábado por la noche. Iba a la Sala Galileo Galilei, un local histórico, emblemático de Madrid donde han tocado todos los grandes, donde no toca cualquiera. Y esa noche tocaba Jaime, el mayor de mis sobrinos. Junto a una chica llamada Laura, llenaron la sala en un concierto benéfico a favor de una ONG que trabaja con los más desfavorecidos de la India, que ya es estar desfavorecido. Era un espectáculo en el que se mezclaban los monólogos de Laura, canciones en las que Jaime le acompañaba con la guitarra y su voz, humor, pellizco, y sobre todo mucha sensibilidad. Sensibilidad sobre un escenario en una actuación redonda y de calidad. Directa al corazón. Gamberrearon con el público, nos metieron dentro de una brubuja suave, tierna, a flor de piel y muy humana, de hombres, de mujeres, de niños, una burbuja llena de las pompas en las que vuelan nuestros sentimientos.
Jaime brillaba sólo, ayudado por el foco del escenario. Brillaba cantando como brilla cada día de su vida. Ronda los 20 años, y ya le ha dado tiempo a dar a los demás lo que otros no daremos en 80. Se ha llenado las manos de miseria en Kenia y en la India, y a diario lo hace en Madrid. Es un líder a quien sus amigos le han dado esa posición, nunca se impone, se ofrece. Jaime siempre gana, pero no en las batallas en las que el resto nos enfangamos… No, él juega en otra liga, apuesta por valores que no cotizan el bolsa. Y mientras su bolsa se llena de cualidades que me hacen admirarle, recuerdo que cuando era un bebé le sentaba sobre mi mesa mientras yo hacía que estudiaba.
Desde que me fuí de Madrid y me vine a Sevilla le he visto crecer a borbotones, y me he perdido cómo el bebé se hacía un hombre. Un hombre. Una persona. Un corazón.
Y el sábado allí estaba, cantando hermosas canciones prestadas, dejándome absorto, orgulloso, emocionado. ¡¡¡Y además llevaba puestas unas deportivas mías!!!
Pensé que yo de pequeño hubiera querido ser como Jaime.

Acerca de Valentín García

Mi nombre es Valentín García Sandoval, "Chicho". Soy periodista, dedicado a la radio, en la que llevo desde 1992, primero en RADIO SEVILLA de la CADENA SER y ahora en CANAL SUR RADIO. Nací en Madrid, pero desde los 24 años vivo en Sevilla. Soy un loco de la radio, disfruto mucho delante de un micrófono y me encanta comunicar: esa es mi obsesión. También me dedico a la presentación de eventos. Y vivo en Triana.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.
  • Si, es hermoso querer ser como Jaime… yo de mayor también quiero ser como Jaime, aunque jamás pueda entonar una canción sin desafinar todas sus notas.

  • Para que luego digan, de nuestra generación. Tenemos que ficharnos los unos a los otros para saber que no estamos tan solos.