Y esperas a que pase algo, y no pasa nada, solo te das cuenta de que pasa el tiempo, pasan cosas, y personas, y no las ves, no cuentan ahora, vaya ahora tan largo, menudo mientras, pero es que no sirven ni cosas ni personas, nada vale, nada llena ni empuja ni abre ni nace ni suena ni huele ni sabe…
Pero tú sí que lo sabes, llegará, volverán a estar ante tus ojos y los verás, escucharás sus palabras, buscarás otras canciones, el calendario se hará corto, dormirás por la noche, sonreirás, le hondura de tu respiración será ya para tomar impulso y saltar, y correr, y un día te pararás, y ahora será un recuerdo y mientras un camino, y ya no esperarás nada y será cuando lleguen de nuevo cosas y personas, la melancolía se habrá hecho un juguete y el recuerdo un par de fotos.
Serás el mismo en grande, aprenderás a cantar, a dejar la mirada quieta, a lamer heridas de otros, e incluso es posible que una mañana hasta te peines antes de salir de casa a no esperar todo lo que ya te estás encontrando.
Un lío, vamos, pero estás tan cerca y la cicatriz es tan inmensa que ni te imaginas que ya has comenzado a andar sin necesidad de ir a ningún sitio.

Acerca de Valentín García

Mi nombre es Valentín García Sandoval, "Chicho". Soy periodista, dedicado a la radio, en la que llevo desde 1992, primero en RADIO SEVILLA de la CADENA SER y ahora en CANAL SUR RADIO. Nací en Madrid, pero desde los 24 años vivo en Sevilla. Soy un loco de la radio, disfruto mucho delante de un micrófono y me encanta comunicar: esa es mi obsesión. También me dedico a la presentación de eventos. Y vivo en Triana.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.
  • Clara

    quiero pensar que ese día llegará, en que al despertar te des cuenta de que merece la pena abrir los ojos y sonreir a un nuevo día… en que la melancolía se vaya para siempre de tu vida porque hay cosas y personas que te hacen volver a ilusionarte y a soñar con que es posible ser feliz o al menos intentarlo… he abierto la puerta de par en par y le he dicho que se vaya, que no quiero seguir con ella y sabes, me ha mirado y me ha sonreido. Me ha dicho que ya era hora de que tomara las riendas de mi vida y la dejara marchar porque aún me queda mucho por vivir…