La princesa de mi vida

 
Hoy me han hecho daño en tí, mi vida, en tí, donde no hay lugar para ese dolor… Hoy mi llanto se ha adelantado al tuyo, me han herido en tus ojos azules y felices. Me han agarrado en tu corazón pequeñito, sí, ese corazón que tantísimo me da. Estabas sola, solita tú, mientras yo apretaba los labios buscando tu mirada despistada, para decirte, niña mía, qué guapa estás…T ú, que cuando te doy una sonrisa me devuelves una risa, que cuando te doy un beso me regalas tu ternura infinita, que me preguntas si te quiero  no encuentro nada tan grande para decirte cuánto, que me dices sin todas las letras que me quieres hasta el cielo y volver, que me hablas con tu media lengua y me suena a música, que buscas mi mano morena con tus dedos claros para mostrarme un algo parecido a un dibujo, que sacas de mí lo que no sabía que tenía, y me llenas de cariño, entrega, paciencia y confianza. Mi niña, si pudieras, te haría jurar que daremos la vuelta al tiempo para que nunca tengas que llorarme, para que sea yo quien se quede solito cuando te marches al lugar donde para siempre viven los que siempre seréis niños. Deja que te invente canciones con tu nombre, deja que un día puedas saber qué significa que estés orgullosa de mí, deja que cuando sea feliz te lo regale. Déjame, mi Princesa, que pueda compartirte con  quien como yo te quiere, que te regale a una “Principesa” para decirle que la quiero, casi casi, como a tí. Deja que intente que nunca te hagan daño y que sea yo quien se lleve los dolores. Que yo no dejaré, mi niña, que nunca más te sientas diferente porque eres la mejor aunque ellos no lo saben, y tú sabras pocas cosas, pero seguro seguro que sabrás que en media mirada me has encontrado, como hoy, cuando estabas solita, cuando me han hecho daño en tu inocente corazón.
(A Julia)

Acerca de JuanBlan.co

Periodista en barbecho especializado en estudios europeos. Provinciano. Escéptico. Autocrítico. Más en http://JuanBlan.co.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.