Qué Feria…

Llueve esta mañana en Sevilla, acabo de levantarme y tengo que volver a la feria para trabajar. Estoy cansado y me da mucha pereza llegar empapado para hacer el programa. La ventaja es que hoy me volveré a casa en cuanto pueda, hoy cierro mi feria a la  hora de comer, hoy nadie me convence para que me quede, como he hecho los dos dias anteriores, quedarme sin querer quedarme, divertirme sin pensar que pudiera. Anoche, antes de regresar a casa, decidí darme un paseo solo por la feria,  a mirar y mirarme. El espectáculo es glorioso. Es luz, es alegría, parece incluso que fuera felicidad. No me paré a observar, por tanto tampoco me paré a pensar si las cosas son como parecen. Yo caminaba, o algo parecido, por el centro de la calle, sitiendo ya el dolor en las plantas de los pies tras catorce horas sin apenas sentarme. Me encanta la , feria la conozco bien y llevo 17 años rendido a sus encantos. Si hoy tenía que volver, si la he visto y vivivido tanto, ¿para qué estaba recorriendola tan tarde y tan cansado? Creo que era una apuesta personal. ¿Miraba la feria o qué estaba haciendo? No me engaño, que nos conocemos.  Perdí la apuesta,  porque ya en mi vieja Vespa, camino de Triana,con la derrota a la grupa, reconocí que en ese paseo final en realidad buscaba la razón por la que este año mi feria está hueca,  sorda, en blanco y negro, feria de solo, de sangre espesa, de móvil tentador y de errores, feria de otoño, feria para qué, feria de nada, feria de yo, feria sin feria, feria olvidado, feria enterrado bajo el albero, feria cruel… Sé que es un ciclo de calendario, y el año que viene espero llevar un clavel rojo en la solapa. Pero mientras,  este año te odio, Feria de Abril.

Acerca de JuanBlan.co

Periodista en barbecho especializado en estudios europeos. Provinciano. Escéptico. Autocrítico. Más en http://JuanBlan.co.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.
  • Es lo que tenéis los grandes comunicadores, que en antena no se os nota. Preguntabas hace no mucho que para qué entraba aquí, la gente. Supongo que a todos nos gusta saber que no somos los únicos mortales, y que todos tenemos debilidades. Algunos encuentran tristeza en la Feria, y otros hacen de su alegría una feria.

  • Y un día sin saber por qué el gusano se encierra en sí mismo, hace un capullo, dentro del capulllo capullea y un día sin saber la hora sale hecho una crisálida. Al principio algo húmeda, luego se seca y vuela.

    Creo que después de un nick tan largo no me queda mucho qué decir. Sigue siendo Abril.