Nota al margen

Si algún día crees que quieres dar todo a alguien, no olvides que hay algo imprescindible que debe darte para que lo merezca: respeto. Nadie puede querer a quien no respeta ni puedes querer a quien no te respeta. Así que no malgastes tu talento, tu energía y tu futuro en quien no te da lo mínimo que se puede pedir. De hecho se debe exigir siempre , sea cual sea la relación entre dos personas. Si alguien no respeta al otro, no hay más que una mentira muy real disfrazada de encantos. Si no te das a valer, si no llega el dia en el que te das a tí mismo y  a solas un golpe encima de tu mesa, no eres nada. No te consideras nada, y nada es lo que el otro ve. Y con nada, no hay nada que hacer.

Acerca de JuanBlan.co

Periodista en barbecho especializado en estudios europeos. Provinciano. Escéptico. Autocrítico. Más en http://JuanBlan.co.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.
  • Allas

    Amén. Eso es no lo mínimo, sino lo imprescindible.