Un hombre normal

Un día dejó de serlo, y a ese día le siguió otro, y otro, y más días, y meses, demasiados meses. Los colores cambiaron de color, las medidas fluctuaban, el tiempo corría  o se paraba, todo empezaba, todo se hundía en un segundo que duraba y duraba.

Un día dejó de serlo sin ponerse frente al espejo, sin preguntar, sin escuchar, sin ser. Empezó a pisar donde no era, a vivir a borbotones, a romper lo que quería construir, a gritar.

Un día dejó de serlo porque no podía ser. Ha pasado el tiempo, en el camino han quedado las palabras, la agonía, ha perdido lo mejor que tuvo.

Hoy, que ha sido otro día, sabe que no ha derrotado.

Hoy ha vuelto a ser un hombre normal.

Acerca de JuanBlan.co

Periodista en barbecho especializado en estudios europeos. Provinciano. Escéptico. Autocrítico. Más en http://JuanBlan.co.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.
  • mara

    valentin,he estado leyendo durante el verano lo que has ido escribiendo,y te diré que mas de una noche al leerte lloré….,muy pocas personas describen el vacío que a veces siente el ser humano tan bien como tu…un beso.

  • Tu prima Maripili

    Más elegante. El blanco es demasiado cegador.