Otras veces

Hallelujah – Jeff Buckley

Abre esta cancíon del enlace, porque hay otras veces  que lo que te gustaría es escuchar una canción como ésta mientras te vas quedando dormido acurrucado al lado de quien quieres. Subirte a las notas, delicadas, y aunque no entiendas la letra crees que dice todo aquello que tú no  te atreves pero que está saltando en tu pecho. La música acaricia su cuerpo pero tú buscas un  último movimiento que deje su piel pegada a la tuya. No sabes si duerme ya, dirías tantas cosas, pero sabes que es mejor así, con la canción, pensando que es posible que tambien sienta que se está meciendo para siempre mientras te oye respirar.

Miras su pelo, sus labios, hueles, quieres llenarte de todo lo que hizo que un día decidieras que querrías verte así. Exactamente como ahora. Un ahora que podría durar siempre. Abres los ojos refugiado en la oscuridad, quizá los suyos estén igual, y reprimes un abrazo gigante. Recuerdas la sonrisa que te ha regalado antes del beso de buenas noches, y tiemblas. Quieres esa sonrisa para cada noche y cada mañana, esa piel que te ha llevado al cielo hace un ratito, esa voz que te ha susurrado.

Necesitas sentirte cerca, pegarte incluso, y lo que crees sentir es que estas fundido a su cuerpo. Los recuerdos que te vienen no caben, hay demasiado presente en ese instante, y pensar en el futuro te da miedo por si no está.

La música y el casancio vencen, y te duermes mostrando tu sonrisa a ese momento de felicidad.

Eso pasa a veces, sobre todo cuando  lo sueñas porque duermes solo.

Acerca de JuanBlan.co

Periodista en barbecho especializado en estudios europeos. Provinciano. Escéptico. Autocrítico. Más en http://JuanBlan.co.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.
  • Pepa

    Ojú !!

  • maría

    Siento romper el romanticismo de tus reflexiones, Hay que ir más al videoclub…..A mi esta canción me lleva a la película de Shrek y me da risa…………

  • Matisse

    Ay que ver.. di que sí que tienes toda la razón del mundo esa canción es preciosa como tu post, me has emocionado y como estoy acostumbrada a leer mucho emocionarme para mi es un logro que tú has conseguido, quizás porque siento exactamente eso que dices en tu relato.

    Por cierto la canción es mitica y aunque se llame aleluya es una canción pagana, por lo menos en la lectura que yo le doy jejeje. Un beso