Más piel

 Hay días en las que uno, sencillamente, necesitaría más piel.  Más vida de piel.  Menos cabeza, menos pasado, menos futuro, menos mirada y más piel. Por la piel entra el calor, la ternura, la risa, el consuelo, el sueño,  la excitación… Es una autopista de sensaciones inmensas. Y vivir según la piel es más rapido que vivir según el corazón. Es arriesgado, tras la recompensa inmediata puede llegar el pellizco que duele, pero me gustaría vivir más rodeado de piel. Al menos en días como hoy, días de otoño llenos de nostalgia.

Acerca de JuanBlan.co

Periodista en barbecho especializado en estudios europeos. Provinciano. Escéptico. Autocrítico. Más en http://JuanBlan.co.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.
  • Estuve por aquí

    Seguramente tus zapatos me queden grandes, yo llevo los míos que también a veces se me ensanchan demasiado o me rozan o me aprietan o me hacen caminar buscando el equilibrio… pero es un ejercicio grandioso el meterse en la piel del otro o en sus zapatos, y aunque es difícil de lograr no es imposible…

    La piel, es el gran mapa con recuerdos de nuestro cuerpo. Y las cicatrices que adornan la mía, son mis tesoros.

  • Amparo de luz

    Los recuerdos más dolorosos , y tamibén los más hermosos.Llegan primero , por la piel.Todo aquello que tenemos dentro de nuestra mente , lo podemos intentar modificiar.
    Pero ahí , en ese instante , donde la piel vuelve a reaccionar a aquel recuerdo, no hay escapatoria.Es la piel , la más dificil de disimular , és ella la que nos dice acá estoy.
    Cuando una palabra , una mirada o una canción vuelve a alterar la temperatura de cada una de las moleculas que nos recubren , y es como si se despertaran nuestros poros alertandose de aquello que una vez , les fué tan intenso.Ahí es donde no hay forma de huir , no hay forma de mentirnos.Por que lo que aún se guarda en nuestra piel , es aquello de lo que no pudimos desprendernos