No noise

Callar forma parte de la paciencia. Sentarse en el silencio es un riesgo con espinas. Esperar no es un producto financiero garantizado, ni se hace a crédito. Esperar se hace a fondo perdido, o también es una donacíón a tu vida, o como un plan de pensiones. Así que, paciencia. Y apuesta.

Acerca de JuanBlan.co

Periodista en barbecho especializado en estudios europeos. Provinciano. Escéptico. Autocrítico. Más en http://JuanBlan.co.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.
  • 1984

    Me gusta la paciencia, sobre todo porque es lo opuesto del desasosiego y la intranquilidad.
    Suerte en la apuesta, si es real y si no: interesante forma de expresarlo.

  • 1984, vas a ganar el premio al más misterioso del blog!!! Pero tus comentarios me aportan mucho, no dejes de asomarte por aquí, por favor. Muchas gracias.

  • 1984