Regalo puntos suspensivos…

Regalo puntos suspensivos, como éstos…   Puntos que al pasar mis días a letras  indican que no cierro y continúo.  Puntos suspensivos que dejan claro que podría añadir más palabras a la descripción de mis sensaciones.  Puntos suspensivos que revelan todas mis dudas y mis contradicciones.  Sobre todo, puntos que indican que  la frase puede seguir escribiéndose en este blog día tras día, entrada tras entrada, este blog es una misma frase, mi vida en los últimos tiempos es una sola frase. ¡¡¡Cómo me gustaría saber escirbir bien para que esa frase larga, fragmentada, desigual, hubiera tenido literatura!!!

En este tiempo he vivido encima de unos puntos suspensivos, delante en ocasiones pero casi siempre, detrás, esperando más palabras, en ese espacio blanco donde se puede seguir escribiendo, o no. También he saltado de punto a punto, pocas veces, y fue cuando por unos días botaba contento. En el resto, me iba cayendo en el hueco entre los puntos tratando de agarrarme  a algo redondo. Imposible, claro.

Tras tantos días y tantas noches de puntos suspensivos, los regalo. No quiero seguir encadenado a ellos. Podrían haber sido el punto de apoyo para mover mi mundo y otro,  han sido las piedrecitas que me han indicado a dónde quería ir, en ocasiones he creído ver que brillaban y me he confundido, y siempre he esperado que tras ellos llegaran las palabras que soñaba cada noche mientras me perdía entre la inmensidad de una ausencia.  Entre punto y punto han pasado cosas. Se fue mi padre, y no hubo palabras tras los suspensivos. Mi cabeza se dió una vuelta, y tampoco hubo letras detrás, como no las hay sobre lo que pasa con  las personillas que más quiero.

Se acaba la literatura. Ahora, periodismo de hechos, sin mezclar.  Ahí dejo los puntos suspensivos, a veces tan lierarios. Tras un punto y aparte busqué un punto y seguido pero tampoco  salió. Ahora lo que necesito es un punto final, para poder empezar a escribir otra frase con una mayúscula nueva.

Acerca de JuanBlan.co

Periodista en barbecho especializado en estudios europeos. Provinciano. Escéptico. Autocrítico. Más en http://JuanBlan.co.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.
  • 1984

    Buenas,
    Con lo que a mí me gustan los puntos suspensivos y el juego que dan…
    Voy a rumiar lo que dices, luego te comento. Una cosa mientras: sabes escribir muy bien. Si no, ¿Por qué crees que te lee la gente?

  • Amelia

    Cuando era pequeña me enseñaron que no se regala lo que uno no quiere, así que acostumbro a regalar lo que a mí me gustaría que me regalasen. Valora lo que tienes y si quieres algo con ganas piensa que no te van a regalar nada, hay que lucharlo. Otro tema sería hablar de lo que es justo y no, pero eso es otro tema. Feliz Semana Santa.

  • Hola amigos… Por orden de intervención, gracias 1984 por tus palabras y espero el resultado de tu “rumiada”.

    Y Amelia, cuando alguien tiene razón, pues la tiene y hay que dársela. Es tu caso, tienes tooooooda la razón. Sólo aclaro que he utilizado el término “regalar” para decir que no lo quiero, pero en realidad no se lo he ofrecido a nadie. En fin, juegos de palabras, pero como lo escrito, escrito está, sólo puedo agradecerte tu atención y tu comentario.

    Saludos a ambos, que tengáis una buena Semana Santa.

  • 1984

    Palabra que lo he buscado. (Siento que te hayas contado más visitas de las reales, algunas da las antiguas he sido yo.) No he encontrado el texto que buscaba. En su lugar te cuelgo este, espero que te sirva.
    …”Miraré si he hecho lo que quería hacer, si he encontrado lo que buscaba y si he conseguido lo que quería. Sé que probablemente las tres respuestas serán negativas, pero no me sentiré mal. pensaré que ya tengo mi sitio”…
    Y para no perder la costumbre: Puntos suspensivos no es tu mejor texto, pero es claro y relativamente fácil de leer. No es muy “literario”, me gusta la idea de los puntos. Original. Creo que podías haberle sacado más jugo, en fin… un aprobado alto. Siento ser tan perfeccionista.