Regalo puntos suspensivos…

Regalo puntos suspensivos, como éstos…   Puntos que al pasar mis días a letras  indican que no cierro y continúo.  Puntos suspensivos que dejan claro que podría añadir más palabras a la descripción de mis sensaciones.  Puntos suspensivos que revelan todas mis dudas y mis contradicciones.  Sobre todo, puntos que indican que  la frase puede seguir escribiéndose en este blog día tras día, entrada tras entrada, este blog es una misma frase, mi vida en los últimos tiempos es una sola frase. ¡¡¡Cómo me gustaría saber escirbir bien para que esa frase larga, fragmentada, desigual, hubiera tenido literatura!!!

En este tiempo he vivido encima de unos puntos suspensivos, delante en ocasiones pero casi siempre, detrás, esperando más palabras, en ese espacio blanco donde se puede seguir escribiendo, o no. También he saltado de punto a punto, pocas veces, y fue cuando por unos días botaba contento. En el resto, me iba cayendo en el hueco entre los puntos tratando de agarrarme  a algo redondo. Imposible, claro.

Tras tantos días y tantas noches de puntos suspensivos, los regalo. No quiero seguir encadenado a ellos. Podrían haber sido el punto de apoyo para mover mi mundo y otro,  han sido las piedrecitas que me han indicado a dónde quería ir, en ocasiones he creído ver que brillaban y me he confundido, y siempre he esperado que tras ellos llegaran las palabras que soñaba cada noche mientras me perdía entre la inmensidad de una ausencia.  Entre punto y punto han pasado cosas. Se fue mi padre, y no hubo palabras tras los suspensivos. Mi cabeza se dió una vuelta, y tampoco hubo letras detrás, como no las hay sobre lo que pasa con  las personillas que más quiero.

Se acaba la literatura. Ahora, periodismo de hechos, sin mezclar.  Ahí dejo los puntos suspensivos, a veces tan lierarios. Tras un punto y aparte busqué un punto y seguido pero tampoco  salió. Ahora lo que necesito es un punto final, para poder empezar a escribir otra frase con una mayúscula nueva.

Acerca de Valentín García

Mi nombre es Valentín García Sandoval, "Chicho". Soy periodista, dedicado a la radio, en la que llevo desde 1992, primero en RADIO SEVILLA de la CADENA SER y ahora en CANAL SUR RADIO. Nací en Madrid, pero desde los 24 años vivo en Sevilla. Soy un loco de la radio, disfruto mucho delante de un micrófono y me encanta comunicar: esa es mi obsesión. También me dedico a la presentación de eventos. Y vivo en Triana.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.