Silencio

Silencio. Nada más que silencio.

Muchos ruidos, ni una sola palabra, solo silencio

Abrir los ojos al silencio, perdidos en las mañanas mudas,

y cerrarlos entre estridencias.

Los días pasan sin sonar, el tiempo es un páramo mudo,

no hay voz, no hay oídos, hay dos manos estrujando un pecho,

en silencio. Los gritos no tienen eco.

Sin preguntas, sin respuestas, solo silencio,

silencio atronador, silencio agudo, tanto silencio.

Así, en silencio, camina. Y mira tus pasos.

Que ahora ves, ya hay luz. Procura callar,

que no se escuchen tus crujidos,

ni tus pensamientos,

que solo vas a encontrar silencio.

Silencio del olvido, silencio de ser nada.

Al silencio, silencio.

 

Acerca de JuanBlan.co

Periodista en barbecho especializado en estudios europeos. Provinciano. Escéptico. Autocrítico. Más en http://JuanBlan.co.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.
  • chbarsan

    No temas, Valentín, pues a veces es mejor no hablar si no se puede mejorar el silencio. Saludos

  • Invitada

    Está muy bien, pero ¿y la tercera entrega? Con la ilusión que nos hacía una novela…

  • Marmara

    Desgraciadamente… a veces el silencio es la mejor respuesta.