A propósito de Halloween

Se ha llenado la calle de muertos vivientes, pero muertos vivientes de mentira. Los de verdad seguirán por ahí cuando se pase el Halloween este que nos han traído.  Será entonces cuando lás ánimas andantes volverán a pasear su desdicha sin mirar asombrados a quienes se han puesto el disfraz.

Los muertos viviendes de verdad visten como cualquiera. Su ropa no chorrea  sangre gore. Sangran, pero es por dentro y no se puede ver. Sus heridas no supuran pus, supuran abandono, nostalgia, soledad… Son incurables, y no se despegan como una pegatina.

Su caminar es lento a veces. No les falta un pie, es que les pesa demasiado la vida en la que han muerto. Su piel no está cuarteada ni deshecha. Es tersa pero está muerta, la mató la añoranza de otra piel. Algunos se la dejaron cuando intentaron vivir.

Los muertos vivientes conservan los ojos. Pero murió su mirada. Y no pueden llorar. Sus manos ya no pueden retener nada y nada tienen y su voz… Su voz está escondida, de qué les sirve si ya no tienen nada que decir. No tienen corazón: lo regalaron, lo vendieron, se lo robaron, se lo dejaron olvidado, lo perdieron, lo destrozaron, lo traicionaron, lo pisaron, lo olvidaron, lo timaron, lo apuñalaron, lo despreciarion, se mofaron… Da igual.

Los muertos vivientes se levantan, trabajan, respiran… Viven. Pero solo quieren morir.

Acerca de Valentín García

Mi nombre es Valentín García Sandoval, "Chicho". Soy periodista, dedicado a la radio, en la que llevo desde 1992, primero en RADIO SEVILLA de la CADENA SER y ahora en CANAL SUR RADIO. Nací en Madrid, pero desde los 24 años vivo en Sevilla. Soy un loco de la radio, disfruto mucho delante de un micrófono y me encanta comunicar: esa es mi obsesión. También me dedico a la presentación de eventos. Y vivo en Triana.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.