No hay manera

Después de tantos años mirando ojos, sabes que no hay manera, no hay una manera, no hay varias maneras… Cuando, adolescente,  empezaste a querer a alguien a tu lado, los mayores te mostraron un librillo de instrucciones que sirvió para jugar y un poco más. Las pelis te hicieron creer que había formas infalibles para tener un amor perfecto con una chica como Meg Ryan o Sandra Bullock. Básicamente, se trataba de enamorarte de ella, que ocurrieran cosas y esperar a que la segura justicia de los sentimientos te correspondiera toda tu pasión.

Y una mierda.

Porque más tarde, cuando las cosas con Meg o con Sandra no funcionaron, cuando supiste que la peli empezaba después del THE END, utilizaste el librillo de instrucciones para no manchar la mesa con el cerco de los cubatas. Y sin instrucciones, seguiste mirando ojos, más profundos, de mirada más larga, ojos que quisieran verte también en el desayuno. Pero todavía creías que había manera.

Pero no la hay.

Eso lo sabes ahora, después de tantas noches equivocándote de miradas, después de horas y más horas mirando tu ombligo. Cuando ya has comprobado que en esto no hay justicia y que te timaron al decirte que querer es ser querido, cuando ni las palabras de antes, las flores frescas, las canciones ni la risa son una manera.

Lo que hay es eso que llamamos vida,  esa que nunca controlas, esa que te hunde, te alza, te deja quieto… Vida que quizá, pero ya sabes que no hay garantía, te traiga una mirada a la tuya cuando estás viendo otra cosa. Hay vida, pero no hay manera.

Acerca de Valentín García

Mi nombre es Valentín García Sandoval, "Chicho". Soy periodista, dedicado a la radio, en la que llevo desde 1992, primero en RADIO SEVILLA de la CADENA SER y ahora en CANAL SUR RADIO. Nací en Madrid, pero desde los 24 años vivo en Sevilla. Soy un loco de la radio, disfruto mucho delante de un micrófono y me encanta comunicar: esa es mi obsesión. También me dedico a la presentación de eventos. Y vivo en Triana.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.