La sonrisa de un espejo

Has empezado a escribir una cosa, dando vueltas, tardando. A veces te pasa porque te da miedo usar las palabras y te disfrazas entre las líneas. Pero sabes que vas al espejo, dónde si no.

Has sentido cómo una alegría se clava como un puñal frío. Porque te ocurre algo bueno y no puedes verlo en la cara de nadie. Porque entonces crees que no vale de mucho. Y porque te das cuenta de que con las alegrías ya haces lo mismo que con las penas; las administras, las mides, les pones techo y suelo, derecha e izquierda. Vives entre márgenes y procurando escribirte en línea recta. El mismo mecanismo que te mantiene a flote no te deja volar. Y así vas tirando. Tirando días y todas aquellas cosas que eran tus trazos.

En medio se cruza la memoria, para recordarte que un día estuviste a punto de engañar a la vida. Entonces sientes la puñalada de la alegría y te vas a la cama a tiritar.  Pasa antes por el espejo, y cuéntalo como si te fueran a abrazar.

Acerca de JuanBlan.co

Periodista en barbecho especializado en estudios europeos. Provinciano. Escéptico. Autocrítico. Más en http://JuanBlan.co.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.
  • J.

    De la misma manera que pienso que las personas valen por lo que son y no por lo que tienen es por lo que entiendo que los que nos aportan los hechos, alegres y tristes, es por lo que son ellos en sí mismos, no porque podamos reconocerlos en la cara de nadie. Valen, sencillamente, por lo que en nuestro interior significan sin tener que merecer la aprobación por parte de otros o conocerse, salir a la luz pública.
    A mí no me ha ocurrido lo de empezar a escribir una cosa, dando vueltas, tardando… sencillamente porque no escribo. Pero soy capaz de pasarme horas, días, meses dándole vueltas a una misma idea sin llegar a ninguna conclusión precisa. La falta de claridad, de nitidez en mi vida es una constante. Quizá deba acostumbrarme a ello, al fin y al cabo, yo soy así.
    Un saludo

  • Marmara

    Extraña alegría esa que te hace tiritar… como si te clavaran la hoja de un frio puñal!!NO sigas tirando tus días, ni esperes a que asome la madurez, vete de nuevo a ese espejo, si, a ese al que te asomas, al que a veces vas para sonreir y otras para llorar en soledad.Si, a ese que ves en su reflejo, siiii tu, convéncete o convéncele que…. os debéis de dar una oportunidad!!!  Deja de trazar puntos en tu vida y déjate llevar.Hunde el barco, con los recuerdos en el y échate a volar.Pon freno a la dichosa memoria y da luz verde a la libertad.Cambia las puñaladas por caricias y déjate abrazar.Y puede que no veas las caras pero ten por seguro que cuando sonríes, nosotros sonreímos y cuando sufres, nosotros… sufrimos también.Deshazte de esas cadenas, esas que han dejado marcas en tu piel y da los buenos días mañana gritando: POR FIN tengo… llego mi libertad!!!!!!

  • chbarsan

    ¿Qué ocurre cuando te miras al espejo y no te reconoces? Entonces piensas cómo has llegado a convertirte en esa persona extraña que te mira, no sabes quien eres pero sí lo que te hubiera gustado ser. No puedes compartir con nadie ese sentimiento de soledad, porque los que están contigo creen que son tu compañía, pero ya no te reconforta. Miras atrás y sólo consigues recordar quien querías ser y no se corresponde con lo que eres. No estás sola pero estás en soledad y no tienes el valor de romper con esa rutina que te consume, que te ahoga y que haces que quieras estar sola. Yo tampoco quiero espejos que me reflejen, quiero vivir. A veces, no es tan malo estar solo si tienes lo que quieres. Saludos.

  • Juan Marchán

    “En medio se cruza la memoria…” y aparezco por sorpresa de detrás del espejo para saludar a un viejo amigo. Y no soy un reflejo. Qué va. Allí me quedé viviendo a vueltas con un conejo loco y con la Reina de Corazones y con una adolescente asustada. Hace veintitantos años de eso, querido Chicho. ¡¿Es posible?!

    • Anónimo

       Dame pistas, estoy intrigado!!!

  • Jo

    Espero que aparezca ese ángel que haga cambiar tu vida, desplegando sus largas alas para que puedas cobijarte bajo ellas y te de amor, cariño, ternura, comprensión. calor, amistad y un sinfín de cosas mas y que cuando mires al espejo, ese espejo tan tuyo y que has hecho a la vez tan nuestro, aparezca el reflejo de 2 sonrisas, la tuya y la sonrisa de ese ángel que llego para cambiar tu vida!!!! Muchas Felicidades Valentín!!!!

    • Anónimo

      que bonito!!!!!!!!!

      • Jo

        Y puede que tu historia no tenga un final como el de la película Serendipity, ni  parecerse en lo mas mínimo al que habías pensado, ni imaginado, ni deseado… será mejor!!!

  • Amelie Malaga

    Bonito, muy bonito. Un abrazo.