Sigue. Fijate.

Sigue lloviendo, y bajo la lluvia de invierno sigue acodado en la puerta del bar. Sobre sus hombros siguen cayendo las gotas y las medias horas, una tras otra, tejiendo con el pulso imposible la más larga espera.

Siguen abiertos sus ojos grandes, mirando al reloj y a sus sueños. Sigue pensando, sigue recordando.

Eso  es, sigue vivo.

Pero si llueve, se resguarda y sale a buscar sol. Cuando pase media hora, solo una media hora, no entrará en el bar. Quizá ni siquiera ha ido al bar. Y mientras espera, que ya no espera nada,  busca y encuentra las palabras que le pusieron en pie.

Sus ojos grandes y abiertos miran cómo las horas le llevarán a otro lugar más confortable donde otros le esperan. Mira a sus sueños sin rencor y genera otros, sigue soñando y piensa en vivir. Ya no mira atrás.

Mete las manos en los bolsillos y se pone a caminar, sonriendo… Sigue en la calle porque sabe que esa calle es la de su vida, pero, abre tus ojos y mira… Mira. Mira. Fijate y mira.

Acerca de JuanBlan.co

Periodista en barbecho especializado en estudios europeos. Provinciano. Escéptico. Autocrítico. Más en http://JuanBlan.co.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.
  • serendipia

    leerte es genial, porque

  • Regaliznegrooro

    porque, perdon llamada teléfonica, me ENCANTA!!!!!!!!!!!!!

  • Jo

    Soñar es genial y aún mejor seguir soñando -no deberíamos dejar de hacerlo nunca jamás pero en vivir es donde deberíamos esforzarnos mucho mas pues eso es lo que nos llevaremos el día que tengamos que abandonar este mundo. VIVA LA VIDA aún cuando tengamos que estar luchando un día si y al otro también!!!!

  • Just-one

    ¿Por qué y para qué mirar atrás?
    La vida avanza y nosotros debemos seguir avanzando con ella!!!