Sueños

Estoy cansado, tengo sueño, y tengo sueños.  Duran poco los sueños, sí, pero mientras los tengo me siento vivo. Por tanto vivo cuando tengo un sueño. Si lo persigo sin rozarlo siquiera,  grito y brotan los ramos de palabras, Si lo tengo cerca, tiemblo y mis manos se abren para intentar cogerlo. Y si lo toco, si lo huelo, si lo beso, sonrío y abro mucho los ojos para apurarlo.

Los sueños me han distraído pero han sido siempre mi motor, incluso para estrellarme. He vivido caminando entre mis sueños, cumpliendo unos y perdiendo otros.  Este no lo quiero perder. Este sueño es vida, la que quiero tener, y lo voy a vivir como si nunca me fueran a despertar.

Acerca de JuanBlan.co

Periodista en barbecho especializado en estudios europeos. Provinciano. Escéptico. Autocrítico. Más en http://JuanBlan.co.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.
  • Maria

    Permiteme decirte que me ha encantado lo que has escrito y que todos tus sueños se hagan realidad,  miles de besos y gratis Valentin, te regalo esto, para que puedas atrapar todos tus sueños.

  • serendipia

    Que suerte  que los sueños se te hagan realidad. Disfruta y espero que te dure mucho, mucho,  y que  el peso de la rutina no te impida dejar de  soñar….. 

  • mbarsan

    Precioso, hace tiempo no escribías algo tan positivo. Me alegro que puedas soñar y  ojalá todos tus sueños se te hagan realidad. 

  • Marmara

    Es geeeeenial, perseguir un sueño y tenerlo!!!
    Recuerda, ahora no es momento de dormirse, debes estar bien despierto para mimarlo, cuidarlo y no dejarlo escapar!!!

  • Amelie Malaga

    ¡Qué alegría leerte contento!, ¡Qué pena oirte tan poquito y sin avisar! Un abrazo fuerte.

  • Jo

    Que gran verdad!!!
    Cuando unos sueños se van es indispensable que otros lleguen, no queda otra, tenemos que pintar la vida con nuevos sueños pues lo que podíamos ver bien negro lo podemos cambiar por pinceladas de color y “la vie en rose“ se ve…. de distinta manera!!!!!

  • Just-one

    En esos días en los que no sabemos que rumbo tomar, vamos a la derecha pero creemos querer ir a la izquierda….es como subirse a un tren sin saber el destino final y por regla general lo desconocido nos produce miedo pero aquí es cuando debemos poner en marcha la maquinaría de los sueños, esos en los que van depositadas todas nuestras ilusiones. Sueños que transformarán nuestras peores pesadillas en los sueños mas dulces e inimaginables por eso… no debemos dejar nunca de soñar!!!!