Toc-toc

Si abro esta puerta, en cuyo blanco antes garabateaba, tras el umbral solo estaré yo. Siempre presente que esta casa era para mí aunque dejara abiertas las ventanas. Y no sé si ahora que acabo de volver a llamar, entraré. Estoy aquí, parado, inmóvil, con mejor aspecto que cuando salí a pasear. Si entro, ¿qué diré? Pues ya veremos.

Acerca de JuanBlan.co

Periodista en barbecho especializado en estudios europeos. Provinciano. Escéptico. Autocrítico. Más en http://JuanBlan.co.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.
  • Haiku

    Digas lo que digas, siempre se te responderá “bienvenido”