EL TESORO DE LAS VACACIONES

Tengo vacaciones porque tengo trabajo.
Mi empresa me paga durante mi mes de vacaciones.
Cuando se acaben, salvo hecatombre, mi puesto de trabajo y mis compañeros seguirán ahí.
Tengo a mis hijos durante las vacaciones.
Tengo un lugar al que ir, una mesa donde comer y una cama donde dormir.
Tengo a mi familia y amigos esperando.
Tengo salud para disfrutar del paso de las horas sin reloj.
Y tengo un lugar al que volver.
Así que todo lo que no tengo, no me importa.

Acerca de JuanBlan.co

Periodista en barbecho especializado en estudios europeos. Provinciano. Escéptico. Autocrítico. Más en http://JuanBlan.co.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.