Inventario

La distancia entre las palabras y el silencio,
la distancia entre lo que quise y lo que tengo.
El camino que recorre lo que pienso,
lo que digo y lo que hago.
El abismo entre lo que sueño y lo que hago al despertar.

La distancia entre las décadas cumplidas,
entre la fuerza irresponsable y la congelación del alma.
La mirada desde aquel valiente a este prudente,
y el peso de lo vivido atado a los pies.

La llegada del miedo, del precio,
la llegada de los espejos.
De la mirada grande y viva a los ojos entornados,
de la sonrisa a los labios rectos,
del gesto rebelde a la resignación.

De la ignorancia al sabio que no aprende,
del corazón a la carne,
de infinito a las paredes,
de la creación a la administración.

Del orgullo de los errores a las dudas,
de decir al lo que digan,
de salir a buscar a esperar sentado,
de ser centro a ser un lado,
de pensar en un “tí” a pensar en mí,
y de los pies en la mesa al sofá entero para mi.

Acerca de JuanBlan.co

Periodista en barbecho especializado en estudios europeos. Provinciano. Escéptico. Autocrítico. Más en http://JuanBlan.co.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.
  • Miriam

    Claro, nítido, doloroso, real y certero.