Quiero que seas mi héroe

Tengo miedo.

Si miro al pasado veo a las personas que no siguieron nuestra lucha, los sitios que no hemos ido, los amigos que no has tenido, las cosas que en colegio no has aprendido, veo los cumpleaños a los que no te han invitado y las medallas que no has ganado.
Cuando miro al futuro, tiemblo, veo cuánto miedo tengo. Cómo serás cuando midas 1.80, cuando tus manos sean más grandes que las mías, cuando mi voz ya no te deje parado, cuando tu edad y tamaño sean demasiado grandes para ti y para los demás. Los problemas van a crecer contigo.
Vivo el presente, tan cansado, tan limitado, montados en una montaña rusa que no te divierte nada. Los días son espinosos, días a veces de dinamita, viviendo en máxima y permanente alerta. Si estamos juntos tengo un ojo consagrado a ti, y si estamos separados te consagro mis pensamientos. Y siempre lleno de miedo.
Miedo aún no sé a qué, pero me atenaza. Es un miedo absoluto y largo que no me permite llevar con libertad mi propia vida porque no puedo cometer ningún error que te pueda afectar. Por eso ya siempre estaremos solo nosotros tres, tu hermana, tú y yo fabricando un minúsculo universo donde tengamos los menores riesgos posibles, donde no te hagan daño ni tú puedas hacerlo a otros, donde nos entendamos lejos de quienes nunca, jamás, nos va a entender. Quizá algún día veas que no somos como ellos, que pesamos demasiado en este mundo donde hay que ir ligero de equipaje, libre de compromisos, lejos de batallas que no sean las de cada uno. Porque ellos son uno, y yo soy tres; tu hermana y tu despertáis ternura pero no corazones que se vayan a quedar a nuestro lado. Tú mismo lo viviste, cuando ya creíamos que teníamos un sitio acabamos fuera de allí. Y desde entonces no se han preocupado nada por ti, así que será que estábamos de prestao y que no nos querrían tanto.
Yo, que tengo tanto miedo, ya no me atrevo a buscar un sitio para mí que sea también vuestro sitio. Por eso he hecho este castillito en Triana, para que solucionemos nuestras cosas a nuestra manera, sin dar guerra ni explicaciones a nadie. Y si tengo que dejar de coger tus manos para que sean otras las que a mi me den calor, ya lo viste, me quedo contigo.

Sin título

Iba a titular el post así; “Quiero ser tu héroe”, pero al escribirlo y pensarlo voy a titularlo de otro modo: “Quiero que seas mi héroe” De hecho ya lo vas siendo, porque me doy cuenta de todo lo que has mejorado, reaccionando de la manera opuesta a la que tu cerebro te indica porque sabes que eso no es bueno. Y apuesto porque seguiremos mejorando, pero para ello tendría que no morirme nunca, o por lo menos no morir hasta el día siguiente al que tú lo hicieras, porque sin mí no puedes vivir, pero es que yo, que me visto solo, que sé leer y escribir, que trabajo, que no me pongo fatal porque me hayan quitado una silla y tengo siempre una respuesta amable a quien me habla, yo, yo tampoco puedo ya vivir sin ti.
Te prometo que algún día irás conduciendo la furgoneta roja que tanto nos gusta y serás mi héroe.

 

Acerca de Valentín García

Mi nombre es Valentín García Sandoval, "Chicho". Soy periodista, dedicado a la radio, en la que llevo desde 1992, primero en RADIO SEVILLA de la CADENA SER y ahora en CANAL SUR RADIO. Nací en Madrid, pero desde los 24 años vivo en Sevilla. Soy un loco de la radio, disfruto mucho delante de un micrófono y me encanta comunicar: esa es mi obsesión. También me dedico a la presentación de eventos. Y vivo en Triana.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.
  • Una más…

    Por qué no nombras a quién no ha querido quedarse a vuestro lado???? Por qué no cuentas la verdad?? No sería que eras tú el que no quería!

  • pepa

    Por Dios! Que bonito!
    Que suerte tienen tus hijos , sin duda tienen uno de los mejores padres del mundo.