¡¡Vuelvo a la radio!!

Pasado mañana, el jueves 28, vuelvo a trabajar. La sensación que tengo es tan potente y compleja, tan buena, que me cuesta definirla. Es la mejor noticia en torno a mi cáncer desde que me diagnosticaron hace 15 meses. Siento nervios, ilusión y muchísima emoción.  Tengo los pies en el suelo y la sensatez me deja muy presente que sigo siendo un enfermo de cáncer, que cualquier día las cosas se pueden torcer, pero el gustazo que tengo entre mis manos en estos momentos no me lo puede arrebatar nada. Sé que cada mañana tengo que seguir repitiendo en voz alta que #yomecuro, que todavía sigo recorriendo el camino, que cada tres semanas tengo quimio y cada tres meses revisión, que tengo que tomarme un puñado de pastillas a diario. Sé que todo eso me mantiene en un “todavía”  largo y duro.

Pero vuelvo a la radio, vuelvo a trabajar. Dentro de mí suenan melodías alegres escritas en partituras que llevan algunas notas de miedo y prudencia. Es como si tuviera que reír en voz baja y ocultarme un poco porque de mis ojos brotan lágrimas cargadas de felicidad. Quiero caminar dando saltitos y a la vez me pesa esta carga de cansancio y de todo lo que he vivido para no morir. Desordenadas y en colores me vienen a la cabeza muchas imágenes…  El tubo de drenaje clavado en mi costado tras la operación, las máscaras de plástico que me fijaban a la camilla para las sesiones de radioterapia, las consultas en las que me decían que había otra metástasis, o mi cara desteñida de vida en los peores días de quimio. Y luego, todas las  imágenes de un álbum que es para un sueño delicioso, el álbum de vuestras miradas, el sonido de vuestro apoyo jaleándome sin parar y sin dejarme sitio para que me pudiera caer, cientos de brazos levantándome cada día, tantas manos acariciando mis heridas… y claro, las manos más cercanas, las que no se han despegado de mí y van a seguir conmigo.

Todas estas sensaciones me tienen en un estado de inmensa felicidad, con la ventaja de que sé que nada es definitivo. Volver a trabajar 15 meses después es, en mi caso, una cosa extraordinaria. El doctor que me ha valorado en el Tribunal Médico para darme el alta me dijo que lo mío es como para una incapacidad permanente, pero que dado mi estado era adecuado que intentara volver a trabajar. Habrá días en los que no me encontraré bien y me quedaré en casa. Ojalá sean pocos. Otros tendré que ir al tratamiento y por tanto no podré estar en el micrófono. Por eso no puedo hablar de una vuelta a la normalidad porque ya nada será como antes, así que es más correcto pensar en que voy a establecer una nueva normalidad en mi vida. Creo que es lo que debemos hacer los pacientes de cáncer, resistir adaptándonos como mejor podamos. Aprender de lo que nos pasa para que  nuestra vida sea la mejor posible. Yo lo voy a intentar. Y con la suerte de contar con todos vosotros. ¡¡Qué suerte tengo y qué contento estoy!!

Acerca de Valentín García

Mi nombre es Valentín García Sandoval, "Chicho". Soy periodista, dedicado a la radio, en la que llevo desde 1992, primero en RADIO SEVILLA de la CADENA SER y ahora en CANAL SUR RADIO. Nací en Madrid, pero desde los 24 años vivo en Sevilla. Soy un loco de la radio, disfruto mucho delante de un micrófono y me encanta comunicar: esa es mi obsesión. También me dedico a la presentación de eventos. Y vivo en Triana.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.